lunes, 9 de abril de 2018

9-1-1


Una serie de Ryan Murphy siempre crea espectativas, pero ademas viene acompañada de una poderosa Angela Basset, un gran Peter Krause y la maravillosa Connie Britton , que aquí ha rejuvenecido tras Nashville, ya es una apuesta segura, por lo que la renovaron para una segunda temporada tras estrenar su segundo episodio.

La serie trata de los servicios de emergencias, desde que alguien llama al 911, como llegan los bomberos, la policía, paramédicos o quien sea necesario para dicha emergencia, y como se resuelve (o se intenta resolver).
No se parece en nada a las demás series de emergencias, aquí en cada capítulo hay varias llamadas y varios casos, una media de 5 llamadas (casos) por capítulo que se resuelven de manera individual. Todo ello refleja la intensidad en la que viven y trabajan el personal de emergencias de Los Ángeles, dentro y fuera del trabajo.
La serie se centra en los personajes de la operadora del 911, una policía,  y un grupo de bomberos.
Todos los personajes  tienen vidas complicadas, por eso (tal vez) eligen trabajar en algo arriesgado y estresante, para dejar sus vidas aparcadas durante su turno de trabajo para poder salvar a otras, para poder ayudar.

Fox ha hecho una de las mejores series del año, 9-1-1, para mí una de las básicas que espero cada semana para disparar mi adrenalina sin poder quitar los ojos de la pantalla, su ritmo acelerado e imparable, que siempre deja con ganas de más, que se te hace corto, y eso pocas (o ninguna) series los consiguen. No sé como vivíamos antes de 911, cómo podíamos haber estado sin un producto tan adictivo y emocionante.



No hay comentarios:

Publicar un comentario